Built with JSN PowerAdmin

logo bicentenario2

                                                                                                  Dra María Catena

                                                                                     Área de  Enfermedades Infecciosas

 Las bacterias que pertenecen a la familia Chlamydiaceae causan un extenso espectro de enfermedades en una amplia gama de huéspedes, incluidos los seres humanos, otros mamíferos y aves.                                                                              

La clamidiosis aviar (CA) está causada por la bacteria Chlamidophila psittaci. Originalmente, la CA que afecta a humanos y a todo tipo de aves se la denominó psitacosis, pero con posterioridad se introdujo el término ornitosis para referirse a la enfermedad adquirida de aves salvajes o domésticas o que se presenta en ellas, mientras que el término psitacosis se reserva para la enfermedad adquirida de aves psitácidas y que también se manifiesta en ellas. En el hombre estas enfermedades son similares .  El género Chlamydia se ha dividido en dos géneros, Chlamydia y Chlamydophila. El término clamidiosis aún se emplea para designar las enfermedades producidas por especies de ambos géneros Las cepas aviares conocidas se encuentran  incluidas en la especie Chlamydophila psittaci. En el 2012 se realiza el primer informe de Chlamydophila pecorum en aves en cautiverio en  la provincia de Córdoba, Argentina.  La especie Chlamydiofila pecorum a sido asociada  a neumonía, poliartritis, conjuntivitis, abortos, metritis, salpingitis, infertilidad, abortos, encefalomielitis (encefalomielitis esporádica bovina, SBE), enteritis, diarreas en pequeños rumiantes, y bovinos .También, la subespecie Chlamydiophila abortus como causal de aborto en dichas especies y es zoonótica.. Las cepas aviares comprenden al menos a seis serotipos que se relacionan con las especies de aves de las que se aíslan. 

Chlamidophila psittaci produce una enfermedad sistémica y ocasionalmente mortal. Los síntomas clínicos son muy variables,  dependen de la especie y de la edad del ave así como de la cepa de clamidia  actuante. La CA puede producir letargo, hipertermia, excreciones anormales, descargas nasales y oculares, y una reducción en la producción de huevos. La mortalidad es muy variable. En aves domésticas los síntomas clínicos más frecuentes son anorexia y pérdida de peso, diarrea, deposiciones amarillentas, sinusitis, conjuntivitis, biliverdinuria, descarga nasal, estornudo, lagrimeo y dificultad respiratoria 

 Muchas aves, especialmente las aves psitácidas viejas, pueden carecer de síntomas clínicos; sin embargo, liberan el agente durante períodos largos. 

La necropsia de aves afectadas revela a menudo un aumento del bazo y del hígado, inflamación fibrinosa de los sacos aéreos, pericarditis y peritonitis. Las lesiones histológicas no son características 

Las aves cuando están enfermas eliminan Chlamydias al medio ambiente a través de secreciones oculares, excrementos secos, secreciones respiratorias y polvo de las plumas. Estas secreciones al secarse permanecen en el aire y son aspiradas por las personas. En los humanos puede causar graves enfermedades y ocasionalmente la muerte. Esta enfermedad esta asociada a personas que manejan aves en cautiverio como así también  al personal de laboratorio. En los patos y pavos la enfermedad es particularmente preocupante puesto que su transmisión a humanos es corriente durante el manejo y el sacrificio de estas aves. 

El diagnóstico de la CA requiere el aislamiento y la identificación del organismo, la demostración de las clamidias en los tejidos mediante inmunohistoquímica, inmunofluorescencia directa y técnicas de biomoleculares como la PCR, por ejemplo detección en hisopados cloacales por análisis del gen ompA. 

El método ELISA es una técnica que ha sido ampliamente promocionada en forma de kits comerciales para su utilización en el diagnóstico de la clamidiosis humana. Estos kits detectan el antígeno del lipopolisacárido (LPS) (antígeno de grupo) y detectan todas las especies de clamidias. Se han probado varios de estos kits para detectar clamidias en aves. 

El único medio actual de control son los antibióticos. Chlamidophila psittaci es sensible a varios antibióticos: el elegido varía de un país a otro. La clorotetraciclina, deoxiciclina, y otras tetraciclinas son las más utilizadas. Los antibióticos del tipo de las fluoroquinolonas también han demostrado su actividad- El tratamiento debe mantenerse durante largos períodos de tiempo. A menudo se recomiendan 45 días para las aves domésticas 

La psitacosis  se encuentra dentro del régimen de enfermedades de notificación obligatoria según Ley 15.465. Pertenece al grupo B de enfermedades de registro con notificación de caso por caso comprobado, 

Según   el   artículo   4   de   dicha   ley,   están   obligados   a   la   notificación:

a) El médico que asista o haya asistido al enfermo o portador o hubiere practicado su reconocimiento o el de su cadáver; b) El médico veterinario, cuando se trate, en los mismos supuestos, de animales;

c) El laboratorista y el anatomopatólogo que haya realizado exámenes que comprueben o permitan sospechar la enfermedad.

Para prevenir esta enfermedad, se recomienda:

- No capturar aves y pájaros silvestres, ni comprarlos en la vía publica. - Mantener las aves en lugares ventilados y con espacio suficiente, sin hacinarlas. - Alimentar a los pájaros correctamente y mantener las jaulas limpias. - No permanecer largos periodos en habilitaciones cerradas donde haya aves.  - No introducir aves recientemente capturadas o compradas sin certificado sanitario en jaulas donde ya hay otras aves. 

Volver